Premios Pau

Para llenarse de orgullo

compartir pau-compartir

Mientras hay concursos que llaman a plantearse los posibles futuros de edificios o áreas urbanas, los Premios Aporte Urbano buscan destacar el impacto positivo de los proyectos ya entregados al uso, relevar cómo logran beneficiar el entorno urbano donde están emplazados y cómo constituyen un aporte a la calidad de vida de las personas.

El Premio Aporte Urbano no es un concurso de Arquitectura como otros. Su llamado es a fomentar y visibilizar la responsabilidad que tienen los sectores público y privado en la construcción de ciudades vibrantes, integradas, justas y habitables, con condiciones que atraigan a las personas y fomenten su permanencia. “Nos interesa premiar a quienes están detrás de la obra, a quienes incluyeron dentro del encargo todas las consideraciones que la hacen superior, especialmente con respecto a su aporte urbano y las mejoras que representan en la calidad de vida de las personas. Queremos premiar a la empresa como conjunto de personas que ponen esos temas en la mesa al momento de proyectar y que logran un valor por sobre lo requerido”, dice Cristóbal Prado, director del Premio Aporte Urbano.

Otro de los rasgos que distinguen a los PAU entre otros certámenes es que, a diferencia de muchos concursos de arquitectura que premian proyectos que no necesariamente se construyen, “aquí el requisito número uno es que los proyectos estén recepcionados, que estén entregados al uso, que su aporte a la ciudad sea constatable de manera concreta”, agrega Prado.

Él, impulsor de esta iniciativa en Chile, recogió inspiración de premios como los que se entregan en Brasil, cuyo peso es valorado no solo por quienes pertenecen a la industria sino por la ciudadanía en general, que se entregan en una gran ceremonia a la que asisten autoridades como el vicepresidente del país y el presidente del Banco Central. El estímulo ha demostrado ser positivo, realmente el rubro aspira a entregar su mejor trabajo y sabe que será destacado cuando lo logre. “Traía madurando esta idea desde 2005, preparé las bases, al principio no resultó, pero finalmente se entendió la importancia de relevar ciertos proyectos que sobrepasan la calidad exigida y ofrecen algo más. Buscamos que la gente que va a hacer uso de estas construcciones se sienta orgullosa de que se trata de un ganador del PAU. Por eso este año vamos a incorporar placas que identifican al proyecto como ganador en su categoría, de manera que quede a la vista el reconocimiento que se les otorga”.


Premios Pau